#Colombia. Pronóstico Electoral: #5

Resultado:

Santos=33,3%, Peñalosa=20,4%, Zuluaga=17,2%, López=10,7%, Ramírez=9,3%, votos en blanco=9%

Pronóstico:

Simulación:

Comentario:

  • Por primera vez incluimos un pronóstico para votos en blanco (motivado por estas razones y esta evidencia). Un efecto de aquello es que el pronóstico de intención de voto para todos los candidatos baja levemente. El más afectado es Santos, quien disminuye alrededor de 4%. Los demás candidatos tienen variaciones menores a 3%.
  • El porcentaje de votos para Santos (33,3%) es menor al porcentaje de votos para Peñalosa y Zuluaga (37,6%).
  • Santos (Partido de la U) se mantiene en el primer lugar, estable. Estimamos que podría obtener entre 30,7% y 35,4% de los votos.
  • Peñalosa (Alianza Verde) y Zuluaga (Centro Democrático) siguen en la batalla por el segundo lugar. Estimamos que Peñalosa podría obtener entre 18,4% y 22,5% de los votos. A su vez, estimamos que Zuluaga podría obtener entre 15,3% y 19,3% de los votos.
  • López (Polo Democrático Alternativo) y Ramírez (Partido Conservador) siguen en la lucha por el cuarto lugar. Estimamos que López podría obtener entre 9,2% y 12,3% de los votos. A su vez, estimamos que Ramírez podría obtener entre 7,7% y 10,7% de los votos.
  • Los votos en blanco alcanzan 9% del total. Sin embargo, van con tendencia a la baja. Estimamos que hace un mes alcanzaban alrededor de 20% del total.

#Colombia. Contando los votos en blanco

Hoy lanzamos nuestro primer pronóstico para votos en blanco. Inicialmente, no lo íbamos a hacer. Pero tomamos la decisión después de analizar tendencias en elecciones anteriores. Nuestra intuición original era que los votos en blanco bajarían a niveles normales (circa 2%) a medida que se acercará la elección. Sin embargo eso no ha sucedido aun.

Hacer el cambio tiene un efecto directo sobre nuestro pronóstico. En el escenario original, en el cual no considerábamos los votos en blanco, la proporción de votos para cada candidato aumenta artificialmente. En el escenario nuevo, en el cual consideramos los votos en blanco, la proporción de votos para cada candidato se constriñe.

Creemos que lo metodológicamente riguroso es considerar los votos en blanco, dado que es muy posible que sea una proporción mayor este año. (De hecho proponemos 5 razones para explicar el alza, ver aquí). Si no consideramos los votos en blanco como una alternativa mayor a 2% de los votos, todos nuestros pronósticos se ven distorsionados.

El gráfico de abajo muestra la distribución de la intención de votar en blanco para las elecciones presidenciales de 2010 y 2014. Las encuestas en marzo/abril 2010 estuvieron significativamente correlacionadas con las encuestas de mayo 2010. Y las encuestas de mayo 2010 estuvieron significativamente correlacionadas con el porcentaje de votos en blanco final.

Si suponemos que en 2014 se mantiene la correlación entre las encuestas de marzo/abril y las encuestas de mayo (que aun no hemos visto), y que además se repite la correlación entre las encuestas de mayo con el porcentaje de votos en blanco final, la proporción final de votos en blanco será significativamente más alta que en años anteriores.

#Colombia. La importancia de los votos en blanco

En Colombia los votos en blanco son votos válidos. Se cuentan tal como se cuentan los votos por cualquier otro candidato. Los ciudadanos que votan en blanco marcan en el tarjetón una casilla dispuesta para registrar esta preferencia  – a diferencia de otros países en donde se suele dejar el tarjetón sin marcar.

La Ley contempla el voto en blanco como una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad. Una decisión que “constituye una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector”. Hay que destacar que el voto en blanco genera efectos políticos, tanto para la elección de cargos unipersonales como de corporaciones públicas de elección popular. Además de incidir en el umbral requerido para mantener la personería jurídica, en caso de que el voto en blanco alcance la mitad más uno de los votos (mayoría absoluta) se debe repetir la elección. Si la elección es unipersonal, como la presidencial, no se pueden presentar los mismos candidatos; si es para un cuerpo colegiado no se pueden presentar las mismas listas.

Recientes encuestas de Cifras y Conceptos, Gallup, Ipsos, y el Centro Nacional de Consultoría registran la intención de votar en blanco en 26%, 19%, 27%, y 8%, respectivamente. La pregunta del millón es si esta tendencia se traducirá en una proporción igual o cercana a la votación real en blanco el próximo 25 de mayo.

La respuesta instintiva es no. Desde 1990 el voto en blanco depositado en las urnas para elecciones presidenciales no ha superado el 2% de los votos válidos. Su registro más bajo fue en 1994, cuando alcanzó el 1,1%; y el más alto lo fue en 2006, cuando alcanzó el 1,9%. Desde el punto de vista histórico esperar que llegue al 8% es osado, y que pase el 20% es delirante.

Pero, ¿puede ser diferente esta vez?

Existen razones válidas para pensar que en 2014 el voto en blanco puede superar su máximo histórico — y con creces.

Primero, la intención de votar en blanco registrada en las encuestas es consistentemente alta — bastante más alta que para elecciones pasadas. Por ejemplo, mientras que 14 encuestas arrojaban un promedio de intención por voto en blanco del 2,2% a dos meses de los comicios de 2010; la media de seis encuestas hechas después de las elecciones legislativas del pasado marzo muestra que esa  preferencia ahora representa el 15,6%. Es decir, ahora es siete veces mayor que hace cuatro años.

Segundo, las elecciones legislativas de 2014 registraron el voto en blanco más alto de su historia reciente, con un 6,4% para el Senado. En 2010 el voto en blanco para esta corporación fue de 3,5%, y en 2006 de 3,2%. Si al porcentaje relativamente alto de 2014 se le suman los más de 800.000 votos anulados, que según el registrador fueron votos blancos anulados, la proporción de votos en blanco habría superado el 10%. La tendencia alcista del voto en blanco en las elecciones parlamentarias puede tomarse como una señal clara de lo que podría acaecer en los comicios presidenciales.

Tercero, en las elecciones legislativas de 2014 los colombianos votaron en blanco como muestra de inconformismo no solo con los candidatos a elegir para el parlamento andino, sino con la prolongación de la representación política en esa institución (para muchos costosa e inútil); y lo hicieron masivamente. Más de 3,6 millones de ciudadanos votaron en blanco, logrando la mayoría absoluta (53%) y forzando no solo la eventual repetición de la elección, sino el replanteamiento por parte de los partidos políticos de no presentar candidatos. Este acontecimiento político provocado por el voto en blanco sentó un precedente importante.

Cuarto, una reforma política de 2011 dio origen a una figura que permite la inscripción de grupos promotores del voto en blanco ante la registraduria y por tanto al derecho a reposición de gastos de campaña. Más de cincuenta grupos han aprovechado esta oportunidad. Además de estos se han formado comités independientes, algunos con un moderado reconocimiento nacional, como es el caso de Manos Limpias, que hacen proselitismo a favor del voto en blanco, generando discusiones públicas del tema y dando notable visibilidad mediática a esa preferencia.

Por último, a diferencia de elecciones presidenciales anteriores, las presentes se han caracterizado por la apatía, la falta de crispación y polarización de la opinión pública. El anti-santismo no es radical, tampoco existe un entusiasmo desbordado como el que despertó la reelección de Uribe en 2006, ni el anti-uribismo que capturó la llamada “Ola Verde” de 2010 (un acelerado respaldo y movilización por el Partido Verde que llevó a su candidato a segunda vuelta). En el clima electoral actual no se vislumbra un sentimiento similar.

También en contraste con elecciones pasadas los candidatos que lideran las encuestas tienen niveles de imagen más desfavorables que favorables: 36%/63% (Santos), 40%/41% (Peñalosa) y 23%/35% (Zuluaga). Las mismas relaciones para los tres candidatos presidenciales que lideraban las encuestas en 2010 eran 61%/21% (Mockus), 60%/25% (Santos) y 41%/46% (Vargas Lleras). Además, una parte importante de los electores, un 25%, en promedio no  conoce a los candidatos en campaña hoy, frente a un 16% que declaraba lo mismo en la campaña de 2010.

En suma, si bien es incontrovertible que el voto en blanco en Colombia ha sido históricamente muy bajo, hay tanto motivos como evidencia para augurar un cambio significativo en esta tendencia en las elecciones de mayo.

#Colombia. Santos sigue en la punta

El presidente y candidato del oficialismo Juan Manuel Santos registra una intención de voto de 27% en la encuesta publicada el pasado lunes por el Centro Nacional de Consultoría (CNC). En tanto, Enrique Peñalosa, del partido Alianza Verde y Oscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, se pelean por el segundo lugar y el pase a la segunda vuelta en junio con el 17% y 15% de las preferencias ciudadanas, respectivamente. Estos guarismos equivalen a un empate técnico entre los dos aspirantes. La leve tendencia a la baja en la intención de voto por Santos registrada en las últimas tres semanas se mantiene.

Los porcentajes de votación que obtienen todos los aspirantes siguen sin mostrar altibajos importantes: el gobierno del presidente Santos no logró capitalizar políticamente la destitución del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro y, de hecho, es posible que la próxima semana tenga que restituirlo en el cargo, según lo determine el Consejo de Estado. Las medidas del gobierno dirigidas a contener la amenaza de un segundo paro agrario solo han logrado prevenir una caída más fuerte en la popularidad del primer mandatario, quien además ha tenido que resistir duras críticas sobre proceso de paz hechas por el expresidente Álvaro Uribe, como por el candidato del uribismo, Oscar Iván Zuluaga.

Sin embargo, Santos continúa perfilándose como el más probable ganador de la elección presidencial. Las razones que explican el liderazgo del candidato oficialista han sido dilucidadas en parte, tras el análisis de los datos de otra encuesta hecha por el CNC. El sondeo consultó a los ciudadanos respecto a las características que prefieren encontrar en un candidato presidencial: visión de futuro, honradez, que impulse el bienestar económico y respete la democracia son algunos de los rasgos más importantes registrados por la encuesta. Los resultados del sondeo muestran a Santos como el candidato que más se acerca a dichos ideales. Destacan el respeto por la democracia y tener una visión de futuro para el país. Percepciones como estas son poco susceptibles de cambiar en el corto plazo y ayudan a entender por qué Santos lidera las encuestas.

Respecto al voto blanco, comparado con los niveles marcados en marzo, continúa su tendencia a la baja ubicándose en el 9%. Los escasos puntos porcentuales de más que muestran Peñalosa y Zuluaga probablemente se originen en votantes que antes se inclinaban por el voto en blanco o en aquellos que están saliendo del rango de los indecisos. Encuestas realizadas en marzo por Ipsos y el CNC registraban a los indecisos representando el 19% y 13% respectivamente, mientras que en el sondeo del pasado lunes este grupo representaba el 10%.

La Semana Santa y la muerte del nobel Gabriel García Márquez el pasado jueves eclipsarán las noticias de campaña en los próximos días. Después del receso, y prácticamente a un mes de las elecciones, la carrera por la presidencia entra en su recta final.

#Colombia. Pronóstico Electoral: #4

Resultado:

Santos=37,2%, Peñalosa=22%, Zuluaga=18,7%, López=12,1%, Ramírez=10%

Pronóstico:

Simulación:

Comentario:

  • Nuevas encuestas: Centro Nacional de Consultoría (ver aquí) y Centro Nacional de Consultoría (ver aquí).
  • Por primera vez el porcentaje de votos para Santos (37,3%) es menor al porcentaje de votos para Peñalosa y Zuluaga (40,7%).
  • Santos (Partido de la U) se mantiene en el primer lugar, pero con tendencia a la baja. Estimamos que podría obtener entre 34,7% y 39,4% de los votos.
  • Peñalosa (Alianza Verde) y Zuluaga (Centro Democrático) siguen en la batalla por el segundo lugar. Estimamos que Peñalosa podría obtener entre 20% y 24,3% de los votos. A su vez, estimamos que Zuluaga podría obtener entre 16,6% y 20,7% de los votos.
  • López (Polo Democrático Alternativo) y Ramírez (Partido Conservador) siguen en la lucha por el cuarto lugar. Estimamos que López podría obtener entre 10,6% y 13,8% de los votos. A su vez, estimamos que Ramírez podría obtener entre 8,3% y 11,4% de los votos.
  • Nota: técnicamente no consideramos el voto en blanco como un voto válido. A dos meses de la elección interpretamos el voto en blanco como un “No Sabe/No Responde” (NSNR). Estimamos que los votos en blanco sumarán menos de 2% del total de los votos – como lo fue en las últimas dos elecciones (2006 y 2010). En el largo plazo, medir el voto en blanco es fútil, pues no tiene un efecto significativo sobre la distribución de preferencias.

#Colombia. [Encuesta] Centro Nacional de Consultoría

Candidatos: Juan Manuel Santos (Partido de la U), Enrique Peñalosa (Alianza Verde), Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático), Clara López Obregón (Polo Democrático/Unión Patriótica), Marta Lucía Ramírez (Partido Conservador).

Primera vuelta: Santos=27%, Peñalosa=17%, Zuluaga=15%, López=8%, Ramírez=7%

Segunda vuelta: Santos=35%, Peñalosa=40%

Segunda vuelta: Santos=43%, Zuluaga=34%

============

Encuestadora: Centro Nacional de Consultoría. Fecha mediana de trabajo de campo: 8 de Abril de 2014. Financiamiento: CMI. Población: hombres y mujeres mayores de 18 años que tengan intención de votar en las próximas elecciones presidenciales. Tamaño de la muestra: 1.403 encuestas. Diseño muestral: Aleatoreo por etapas. Técnica de recolección: Mezcla de entrevista personal y telefónica en hogares. Margen de error y confiabilidad: Se observa un error estándar relativo de estimación del 2,5% con un nivel de confianza del 95%. Cobertura geográfica: Nacional. Fuente: CMI.

#Brasil. [Encuesta] Ibope

Candidatos: Dilma Rousseff (Partido dos Trabalhadores), Aécio Neves (Partido da Social Democracia Brasileira), Eduardo Campos (Partido Socialista Brasileiro).

Primera vuelta: Rousseff=37%, Neves=14%, Campos=6%, voto en blanco=24%, no sabe/no responde=13%

============

Encuestadora: Ibope. Fecha mediana de trabajo de campo: 12 de Abril de 2014. Población: hombres y mujeres mayores de 18 años que tengan intención de votar en las próximas elecciones presidenciales. Tamaño de la muestra: 2,002 encuestas. Diseño muestral: Aleatoreo por etapas. Técnica de recolección: Entrevista personal en hogares. Margen de error y confiabilidad: Se observa un error estándar relativo de estimación del 2% con un nivel de confianza del 95%. Cobertura geográfica: Nacional. FuenteGlobo.

#Colombia. Petro, la paz y el paro

La intención de voto en las encuestas que están por venir estarán marcadas por acontecimientos ligados a tres temas de gran visibilidad mediática: el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, la amenaza de un segundo paro agrario y la posible restitución del ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Dichos temas incidirán directamente en el gobierno y por consiguiente en el aspirante a la reelección por el partido de La U, el presidente en ejercicio, Juan Manuel Santos.

El candidato oficialista enfrenta una situación compleja. Sin titubear en su apuesta por la salida negociada al conflicto con la guerrilla, el presidente Santos declaró que iba a “jugársela por la paz hasta el último día de su vida”, agregando que ahora lo pensaría dos veces antes de dar de baja a Timochenko, el legendario cabecilla de las FARC.

Si bien, el proceso de paz ha sido uno de los emblemas del oficialismo, la defensa del proceso afronta dos retos que afectan la opinión de los electores en plena campaña: primero, la intensificación de acciones militares contra la fuerza pública por parte de la guerrilla socava el apoyo ciudadano al proceso. En las últimas semanas tres policías fueron asesinados en una emboscada en Caquetá, dos más fueron secuestrados, torturados y ultimados en Nariño y dos militares murieron en un atentado en el Amazonas. Según Cifras y Conceptos, el porcentaje de colombianos que cree que las acciones militares son la mejor solución en la lucha contra las FARC subió del 25% al 34% entre enero y finales de marzo, mientras que los que creen que el mejor camino es la negociación política, cayó del 39% al 30%.

Segundo, la vulnerabilidad que genera sostener los diálogos de paz y por otra parte combatir a la guerrilla hace que Juan Manuel Santos sea un blanco fácil para sus contendores en la carrera presidencial. El opositor, y candidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, acusó recientemente al mandatario de ser “débil e incompetente”. Asimismo y en relación con las dudas de si dar o no de baja a Timochenko, Zuluaga sostuvo que un presidente que vacila capturar al máximo jefe del narcotráfico y el terrorismo, no puede reelegirse.

Otra de las amenazas contra Santos es la posibilidad de un nuevo paro agrario, que el año pasado bloqueó importantes vías de comunicación. La movilización despertó la solidaridad de los urbanitas colombianos con las causas campesinas, y por consiguiente le significó al presidente Santos el descalabro más notable en su popularidad. Ante la acción agraria, el gobierno reaccionó ampliando créditos, garantizando precios y prometiendo auxilios. Las medidas parecen haber apaciguado a los cafeteros, arroceros y cacaoteros. Pese a estos esfuerzos hay sectores que aseguran seguir en problemas. Los movimientos sociales del campo en sintonía con la opinión favorable del electorado urbano pueden causar problemas, esta vez, irreversibles a la campaña re-eleccionista.

Por último, la saga de la alcaldía de Bogotá suma otro capítulo: los efectos de la polémica decisión tomada por el presidente Santos de no acatar las medidas cautelares recomendadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En marzo, el organismo solicitó suspender la destitución del alcalde Gustavo Petro. Esta vez, la decisión de gobierno podría verse anulada si el Consejo de Estado decide restituir al burgomaestre, una sentencia que se espera después de Semana Santa. El presidente Santos, quién tendría pocas opciones ante el Alto Tribunal, ya anunció que acataría cualquier decisión que determine el ente. El posible regreso de Petro a la alcaldía no solo hará ver inocuas las acciones del presidente, sino que rehabilita la voz pública del alcalde y revitaliza la retórica anti-santista.

#Colombia. Pronóstico Electoral: #3

Resultado:

Santos=39,4%, Peñalosa=20,2%, Zuluaga=17,4%, López=13,2%, Ramírez=9,8%

Pronóstico:

Simulación:

Comentario:

  • Nuevas encuestas: no hay. Esto implica que el pronóstico se mantiene similar al de la semana pasada, pero aumenta el margen de error asociado al pronóstico de cada uno de los candidatos.
  • Santos (Partido de la U) se mantiene en el primer lugar. Sin nueva información estimamos que podría obtener entre 30,8% y 46,7% de los votos.
  • Peñalosa (Alianza Verde) y Zuluaga (Centro Democrático) siguen en la batalla por el segundo lugar. Están técnicamente empatados. Sin nueva información estimamos que Peñalosa podría obtener entre 13,3% y 26,6% de los votos. A su vez, estimamos que Zuluaga podría obtener entre 10,9% y 23,2% de los votos.
  • López (Polo Democrático Alternativo) y Ramírez (Partido Conservador) siguen en la lucha por el cuarto lugar. Sin nueva información estimamos que López podría obtener entre 7,9% y 19,5% de los votos. A su vez, estimamos que Ramírez podría obtener entre 4,9% y 14,7% de los votos.
  • Nota: técnicamente no consideramos el voto en blanco como un voto válido. A dos meses de la elección interpretamos el voto en blanco como un “No Sabe/No Responde” (NSNR). Estimamos que los votos en blanco sumarán menos de 2% del total de los votos – como lo fue en las últimas dos elecciones (2006 y 2010). En el largo plazo, medir el voto en blanco es fútil, pues no tiene un efecto significativo sobre la distribución de preferencias.

#Colombia. [Encuesta] Centro Nacional de Consultoría

Candidatos: Juan Manuel Santos (Partido de la U), Enrique Peñalosa (Alianza Verde), Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático), Clara López Obregón (Polo Democrático/Unión Patriótica), Marta Lucía Ramírez (Partido Conservador).

Primera vuelta: Santos=27%, Peñalosa=18%, Zuluaga=14%, López=9%, Ramírez=8%, Ninguno=16%, NSNR=10%

Segunda vuelta: Santos=36%, Peñalosa=42%, Ninguno=19%, NSNR=4%

============

Encuestadora: Centro Nacional de Consultoría. Fecha mediana de trabajo de campo: 5 de Abril de 2014. Financiamiento: CMI. Población: hombres y mujeres mayores de 18 años que tengan intención de votar en las próximas elecciones presidenciales. Tamaño de la muestra: 1.508 encuestas. Diseño muestral: Aleatoreo por etapas. Técnica de recolección: Mezcla de entrevista personal y telefónica en hogares. Margen de error y confiabilidad: Se observa un error estándar relativo de estimación del 2,5% con un nivel de confianza del 95%. Cobertura geográfica: Nacional. Fuente: CMI.