Archivo del Autor: Tresquintos

¿Qué tan popular será la Consulta Popular del Partido Liberal?

Por Carlos Brando

No hay formula estadística que vaticine votación alguna con precisión absoluta. Y menos en elecciones como la consulta popular extemporánea que celebrará el Partido Liberal (PL) colombiano el próximo 19 de noviembre para elegir su candidato a la presidencia – usualmente estas consultas se realizan en concurrencia con las votaciones parlamentarias. La polémica alrededor de esta elección se ha centrado en su costo (unos US$13 millones que patrocinará el erario público), y que enfrentará solamente a dos precandidatos de una colectividad política en declive, en un contexto de progresivo desprestigio de líderes políticos, partidos, y de otras de las instituciones democráticas que rigen al país (Latinobarómetro, 2017; Gallup, Oct. 2017).

Parte de la legitimidad resultante de la consulta, y de las probabilidades de que quien salga vencedor pase a disputar seriamente la primera magistratura, o dirija la coalición ganadora, dependerá del número de ciudadanos que acudan a las urnas. Una pregunta interesante por tanto, es: ¿Cuántos colombianos votarán la consulta del Partido Liberal?

Gráfico 1. 

 Fuente: Cálculos propios – Registraduría Nacional del Estado Civil y Wikipedia.

 

Tres factores auguran una participación baja. La pérdida de electores Liberales en las últimas décadas es el más evidente. Desde 1994 ningún candidato del PL ha vencido en los comicios presidenciales a título propio del partido. El Gráfico 1 muestra la gran destorcida en la participación de los sufragios por candidatos Liberales: desde 58,3% en 1986 hasta 4,3% en 2010 (primeras vueltas). En 2014 el PL respaldó la coalición releccionista de Juan Manuel Santos, junto con los partidos de La U, Cambio Radical, y disidencias del Partido Conservador.

Las pérdidas en el poderío electoral del PL también se observan en los números de las consultas. A principios de los años 90, el precandidato Liberal que ganaba la consulta interna se convertía automáticamente en gran favorito para triunfar en la elección presidencial. Así sucedió con Cesar Gaviria y Ernesto Samper en 1990 y 1994, respectivamente. Desde entonces, los votantes en las consultas del PL han sido tan pocos que imponerse en la consulta ni siquiera perfila al candidato para pasar al balotaje. La Figura 2 muestra la tendencia a la baja en los porcentajes de las votaciones de las consultas Liberales con relación al universo electoral del año correspondiente.

Gráfico 2.

Fuente: Cálculos propios – Registraduría Nacional del Estado Civil y Wikipedia.

 

La desilusión generalizada con los partidos políticos, así como la decreciente identificación de los ciudadanos con éstos, y en particular con el PL, también apuntan hacia una participación modesta. Mientras en septiembre de 2009, según la Encuesta Gallup, el 31% de los colombianos tenía una opinión favorable de los partidos políticos (y el 56% una desfavorable), hoy solamente un 8% tiene una opinión favorable (y el 89% una desfavorable). Si bien este columnista no conoce cifras sobre (des)favorabilidad por partidos específicos, la afinidad o la identificación de la ciudadanía con el partido rojo exhibe una caída importante entre la última consulta Liberal, realizada en 2009, y hoy. La encuesta de Invamer revelaba que hace 8 años el 23,1% de los ciudadanos se identificaban con el PL, lo cual contrasta con el 9% que dice hacerlo en la actualidad (Cifras & Conceptos, Mayo, 2017).

La extemporaneidad de esta consulta será otro factor clave en contra de una participación alta. Colectividades como las del Partido Verde y el Conservador celebraron recientemente consultas para la elección de su candidato presidencial en concurrencia con las elecciones parlamentarias. En 2010, los Verdes obtuvieron 1,586,643 votos, mientras que los Conservadores registraron 1,822,685 sufragios. Y en 2014, el Partido Verde obtuvo casi 3 millones de votos. Estas cifras sorprenden un poco, al tener en cuenta que la afinidad o identificación de los colombianos con estos partidos es del 3% para cada uno – por debajo del 9% correspondiente al PL (C&C, Mayo, 2017).

Esta no será la primera vez que el PL organice una consulta extemporánea. Lo hizo en septiembre de 2009, cuando los seis precandidatos en su conjunto sumaron 1,053,742 sufragios. Según Revista Semana, 1 millón de votos menos de lo esperado. A la oportunidad perdida de arrastrar centenares de miles de votantes que participan en los comicios parlamentarios para que de paso sufraguen en una consulta partidista, hay que añadir otro agravante. En esta ocasión el PL no aprovechará la consulta para elegir a sus autoridades internas. En la consulta extemporánea de 2009, sí lo hizo, y esto significó tener a más de 50,000 candidatos por todo el país buscando votantes que llevar a las urnas. La no concurrencia, y la exclusividad de la elección entre dos precandidatos, ciertamente representan un reto enorme en términos de participación.

Ante este cuadro desalentador hay que preguntarse si no existe algún factor que pueda jugar a favor de una participación profusa. Tal vez hay uno. El precandidato favorito de la consulta, Humberto de la Calle, quien fue el jefe de la delegación del gobierno durante el proceso de paz negociado con la guerrilla de las FARC en Cuba, tiene relativamente buen recibo entre electores de otros partidos (diferentes del PL). Preguntados sobre cuál candidato votarían en una eventual consulta del PL, seguidores de los partidos de La U, el Polo Democrático Alternativo, y Cambio Radical, (todos partidos que respaldaron la paz) respondieron hacerlo por de la Calle en 40,5%, 40,3%, y 38,8%, respectivamente (Invamer, Sep., 2017).

Si de la Calle es capaz de movilizar en masa a estos votantes ajenos al PL, la escuálida participación esperada en la consulta podría reversarse. Esto no será fácil, sin embargo. En la palestra de candidatos presidenciales figuran al menos ocho reconocidos aspirantes más, que desde la extrema izquierda hasta el centro-derecha compiten por los votos de la paz por fuera de la consulta. Por tanto, no es necesario votar por de la Calle para respaldar la agenda de la paz. Probablemente solo los delacallistas más resolutos ejerzan su voto el próximo descanso dominical.

Entonces, ¿cuántos votos se depositarán en la consulta Liberal del 19 de noviembre?

Partiendo del hecho que ésta se celebrará en un contexto de profunda desilusión con la política, que será una elección donde reinará el voto de opinión, y que la consulta será extemporánea, lógicas simples y mecanicistas (pero fundadas en comportamientos pasados) sugieren un rango entre 1,080,000 y 1,190,000 votos.*

La Consulta Popular del PL probablemente no sea tan popular.

 

*A ese número (1,190,000) se arriba aplicando sobre el potencial electoral (35,876,747) el porcentaje de colombianos que dice sentirse identificado con el PL (9%). Se asume que los votantes Liberales participan en igual proporción que el promedio de ciudadanos lo hace en una “elección de opinión” por excelencia – como lo fue el Plebiscito de 2016, (37%). Dada la extemporaneidad y la ausencia de elecciones de autoridades internas al partido, esta cifra puede representar más el techo que el piso de la votación. Finalmente, se asume cero trasvase de votos de otros partidos al PL. A un guarismo prácticamente idéntico se llega sumando las intenciones de voto registradas por los dos precandidatos en las últimas encuestas, asumiendo participación de la ciudadanía de 37%, sobre el potencial electoral. Un tercer cálculo, que asume una participación de la ciudadanía en la consulta en un porcentaje igual a la propia realizada extemporáneamente en 2009 (3,6%), arroja la cifra redondeada de 1,080,000 votos.

#Archi2017: Evaluación a candidatos presidenciales

Tras finalizar el debate de la Asociación de Radiodifusores de Chile 2017, el director de Tresquintos, Kenneth Bunker, evaluó la presentación de los candidatos a la presidencia.

Publicado en La Segunda

Enríquez-Ominami (5,5): Crítico pero claro. Mezcla importantes elementos ofensivos y defensivos en propuestas de peso. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Es crítico pero sencillo y didáctico. Muestra manejo de temas y experiencia; da ejemplos útiles. Contesta con su programa; sabe lo que habla.

Piñera (5,0): Discurso conocido y moderado. No hizo gran impresión: no gana ni pierde. Sigue primero. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Cambia de tema con frecuencia, y convenientemente desvía la atención. Al menos se refiere a su programa y propone ideas. Tiene un buen discurso de recambio político pero dentro de lo que se anticipaba.

Guillier (4,8): No juega de forma frontal; quiere ser jugador y arbitro a la vez. No hizo nada para destacar o ganar más votos. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Es claro y calmado en un comienzo pero después cambia. No contesta, se pelea con periodistas. Al menos es crítico y abre ventana a apoyar a FA. Grandes ideas, pero queda corto en lo específico.

Sánchez (4,5): Improvisa bien, pero improvisa al fin y al cabo. Le falta manejar temas de fondo, responde preguntas desde la memoria y no muestra capacidad de análisis crítico. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Es efusiva pero general. Su foco es grande, su marco es amplio; desvía preguntas. Bien en tema AFP; pero improvisa en casi todo lo demás. Se apura innecesariamente, pero muestra potencial.

Goic (4,0): Efusiva, pero general y vaga en propuestas. Pudo hacer más, como salir a buscar un par de goles pero no lo hizo. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Muchos lugares comunes. Muy general, poco particular. Habla desde el sentido común. Conecta, pero le faltan detalles. Demasiado reiterativa con su partido y las regiones. Falta liderazgo.

Kast (4,0): Agradable pero liviano. Lo que le sobra en simpatía, le falta en profundidad. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Enfocado en principios. Calmado, pero cambia temas; no tiene propuestas concretas. Contesta bien y es consistente, pero es extremo.

Navarro (2,0): Agresivo pero consistente con posición extrema. No conecta con masa de votantes moderados. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Muestra discurso repetido, gastado, y no poder conectar de frente con la gente. Es agresivo pero al menos consistente con su trayectoria. Es extremo y mal educado.

Artés (2,0): Actitud desconectada con la realidad, habla desde los sentimientos. No ganó más votos. Sigue último. Otras ideas relacionadas a las preguntas: Discurso poco popular, desconectado de la realidad. Consistente ideológicamente, y desactualizado. No tiene claridad sobre el proceso, solo el producto. Su candidatura es demasiado personal y sentimental.

 

 

#Chile. La Deblacle de la DC

Publicado en La Tercera.

Hace cuatro meses la DC anunció a los cuatro vientos una candidatura presidencial propia, una lista legislativa propia y la inminente salida de la coalición oficialista. Se nominó a Carolina Goic como candidata y se comenzó a diseñar una planilla de candidatos a senador y diputado compuesta solamente con nombres de militantes. La idea era revivir el sueño de la casa propia, y apuntar a construir una DC fuerte e independiente mucho más similar a la que gobernó en los sesentas que a la que gobernó en los noventas.

Sigue leyendo

#Chile. La peor pesadilla

Publicado en La Tercera

El segundo debate entre los tres candidatos presidenciales de Chile Vamos, televisado por cadena nacional, representa la peor pesadilla de la derecha. El debate que se dio de forma desordenada, personal, e intensa desnuda todas las vulnerabilidades que existen dentro de la coalición. Muestra que la amplia ventaja en las encuestas es más frágil de lo que aparenta ser, y que el escenario que parece ser históricamente favorable para ganar la elección presidencial se puede derrumbar sin previo aviso.

Sigue leyendo

#Chile. Conflictos reales y artificiales

Publicado en La Tercera

Recientemente la candidata de la DC, Carolina Goic, acusó al candidato del PPD-PS-PR-PC-IC, Alejandro Guillier, de izquierdizarse tras nombrar a una “chica” comunista, Karol Cariola, como Jefa de Comunicaciones de su equipo de campaña. Esta correcta y normalmente intrascendente declaración comenzó una batahola de proporciones relativamente épicas que aparentemente dejó a los dos bandos en la situación política más delicada desde el comienzo del ciclo electoral. Hay al menos dos teorías que pueden ayudar a esclarecer por qué comenzó el conflicto y a explicar por qué probablemente seguirá.

Sigue leyendo

[Noticias] A las encuestadoras

Tresquintos en un esfuerzo por transparentar y poner a disposición de nuestros lectores información que muchas veces no existe en un formato útil. Tiene disponible las bases de datos para las encuestadoras encargadas de realizar mediciones en el caso de que quieran chequear su información.

 

[Noticias] Lanzamiento de pronósticos electorales para Chile, 2017

Tenemos el placer de anunciar el lanzamiento de nuestros pronósticos electorales para Chile, 2017. Nuestros pronósticos buscan medir la verdadera intención de voto por cada uno de los candidatos presidenciales en carrera “si la elección fuera hoy”. Desde ahora se actualizan una vez a la semana hasta el mes de la elección presidencial (noviembre). Para ver la serie de los pronósticos puedes pinchar aquí. Para obtener más información sobre cómo hacemos los pronósticos puedes pinchar aquí.

[Noticias] Lanzamiento de Reporte Tresquintos

Tenemos el placer de anunciar el lanzamiento de nuestro nuevo sitio web: Reporte Tresquintos, una fuente donde podrás conocer las noticias más relevantes del ciclo electoral que se vive en #Chile. El nuevo sitio cubre todo lo que va desde las primarias hasta las presidenciales y registra todo lo que sucede entre el lanzamiento de candidaturas y la publicación de encuestas. RT se actualiza varias veces al día con las mejores historias del periodismo digital para mantener a nuestros lectores informados. Puedes visitar el sitio pinchando aquí.

#Peru. Pronóstico Electoral: #1

Resultado:

Fujimori=33%; Guzmán=18,1%, Acuña=7,2%, Kuczynski=7,2%; García=6,2%; otros=28,4%.

Pronóstico:

Pronostico - 20160307_stefan

Simulación:

Simulacion - 20160307_stefan

Comentario:

  • ResumenNinguno de los candidatos obtiene más de 50% de los votos para ganar en primera vuelta. Por lo anterior, si la elección fuera hoy día, pronosticamos una segunda vuelta entre Fujimori y Guzmán.
  • Encuestadora (# encuestas): CPI (6), Datum (8), GFK (4), IPSOS (5).
  • Keiko Fujimori (Fuerza Popular) entra en el primer lugar. Estimamos que podría obtener entre 30,9% y 35,1% de los votos.
  • Julio Guzmán (Todos por el Perú) entra en el segundo lugar. Estimamos que podría obtener entre 16,4% y 19,6% de los votos.
  • César Acuña (Alianza para el Progreso del Perú) mantiene el tercer lugar. Estimamos que podría obtener entre 6,1% y 8,3% de los votos.
  • Pedro Pablo Kuczynski (Peruanos Por el Kambio). Estimamos que podría obtener entre 6,1% y 8,4% de los votos.
  • Alan García (Alianza Popular) Estimamos que podría obtener entre 5,2% y 7,3% de los votos.
  • Otros candidatos suman una votación significativa. Estimamos que la sumatoria de su votación podría estar entre 26,5% y 30,5%.
  • Nota 1: ‘Resultado’, ‘Pronóstico’ y ‘Simulación’ muestran el resultado si la elección fuera hoy.
  • Nota 2: Para preguntas frecuenets sobre nuestros métodos, pinchar aquí.

#Peru. ¿Por qué el APRA tiene cuesta arriba esta elección?

Publicado en Perú Políticopor Ignazio de Ferrari y Stefan Bauchowitz

A lo largo de su carrera, Alan García ha mostrado una enorme capacidad para hacer campañas electorales exitosas. En casi 40 años de vida electoral, García ha resultado elegido en casi todas las elecciones en que ha participado. En 1978 fue elegido asambleísta para la Constituyente, en 1980 diputado, en 1985 presidente, y en 2006 nuevamente jefe de Estado. La única elección que perdió fue la presidencial de 2001, en la que sin embargo, sorprendió a todos al llegar a la segunda vuelta pese a iniciar la carrera desde muy atrás.

Sin embargo, esta elección se avecina distinta. Como reflejan las encuestas de las últimas semanas, su candidatura no despega y está estancada entre seis y ocho por ciento, muy lejos de pelear el pase a la segunda vuelta. Pero los problemas de García y su Alianza Popular, no se limitan solamente a las encuestas. A diferencia del pasado, el APRA ha perdido su posición de partido dominante en el Sólido Norte, su bastión histórico.

Cuadro 1

Vayamos por partes. Como muestra el cuadro de arriba, desde 1962, el APRA ha obtenido excelentes resultados en los tres departamentos que conforman el Sólido Norte histórico – La Libertad, Lambayeque y Cajamarca. En esta última región, los resultados no han acompañado al partido de la estrella desde los noventa, pero en La Libertad y Lambayeque, los resultados han seguido siendo notables (con excepción de la década perdida durante el fujimorismo). Con excepción de 1995 y 2000, el APRA ha sido siempre el partido más votado en los dos departamentos costeros. Igualmente importante, en la mayoría de elecciones el partido de la estrella ha obtenido ventajas importantes frente al partido que se ubicó en segundo lugar.

Cuadro 2

De las tres regiones que han conformado el Sólido Norte, sin duda la más importante ha sido La Libertad, cuna del fundador del partido, Víctor Raúl Haya de la Torre. El APRA ha ganado o ha pasado a la segunda vuelta en cuatro elecciones presidenciales – 1962, 1985, 2001 y 2006 – y en tres de ellas La Libertad ha sido instrumental. Como muestra el cuadro de arriba, si en 1962 Haya hubiera obtenido en La Libertad el porcentaje de votos que obtuvo en el resto del país, el candidato de Acción Popular, Fernando Belaúnde habría ganado la elección. De manera similar, si Alan García se hubiera hecho en 2001 y 2006 con el mismo porcentaje de votos en La Libertad que en el resto del país, Lourdes Flores – paradójicamente su aliada en 2016 – habría obtenido el pase a la segunda vuelta en ambas elecciones.

En resumen, el Sólido Norte y, en particular La Libertad, han sido determinantes para que el APRA pueda ser competitivo electoralmente. Sin embargo, en los últimos años el otrora bastión aprista se ha convertido en escenario de disputa de varios partidos.

El declive del Sólido Norte

Al APRA, los años no le han sentado bien. Como muestra el gráfico de abajo, el partido ha perdido posiciones en el tiempo, tanto a nivel nacional como en el norte. Si bien se recuperó tras la caída del fujimorismo, la imagen que se desprende es una de relativo declive. El hecho de que el APRA no haya sido el único partido tradicional afectado por el avance de los independientes y los outsiders no es más que consuelo de tontos.

APRA2

El deterioro electoral ha sido particularmente pronunciado desde que el APRA ganara la presidencia en 2006. En Lambayeque y La Libertad los resultados han sido decepcionantes, al punto de perder la alcaldía provincial de Trujillo en 2006, y la región La Libertad en 2014, ambos a manos de César Acuña. El candidato presidencial de Alianza para el Progreso (APP) es un rival directo de Alan García en la actual carrera presidencial, y le lleva una ventaja de alrededor de cinco puntos porcentuales.

Cuadro 3

Para el APRA, el problema del descenso electoral en el norte no es solamente la pérdida de votos propios, sino que esos votos han pasado a manos de la competencia directa. El caso de APP es el más obvio. Como muestra el Cuadro 3, APP se ha convertido en el principal rival del APRA en La Libertad y Lambayeque. APP gobierna Lambayeque desde 2010 y La Libertad desde 2014. El segundo partido con más presencia en ambas regiones es el fujimorismo (Fuerza Popular, FP), que obtuvo excelentes resultados en las elecciones generales de 2011 y en las provinciales y regionales de 2014 – en particular en Lambayeque.

Sin los votos mayoritarios de Lambayeque y, sobre todo, La Libertad, la elección se presenta cuesta arriba para la Alianza Popular. La pregunta es si podrá compensar la pérdida de votos en el norte con una mejora importante en otras regiones. ¿Traerá el PPC a la mesa los ansiados votos limeños?