#Peru. ¿Por qué el APRA tiene cuesta arriba esta elección?

Publicado en Perú Políticopor Ignazio de Ferrari y Stefan Bauchowitz

A lo largo de su carrera, Alan García ha mostrado una enorme capacidad para hacer campañas electorales exitosas. En casi 40 años de vida electoral, García ha resultado elegido en casi todas las elecciones en que ha participado. En 1978 fue elegido asambleísta para la Constituyente, en 1980 diputado, en 1985 presidente, y en 2006 nuevamente jefe de Estado. La única elección que perdió fue la presidencial de 2001, en la que sin embargo, sorprendió a todos al llegar a la segunda vuelta pese a iniciar la carrera desde muy atrás.

Sin embargo, esta elección se avecina distinta. Como reflejan las encuestas de las últimas semanas, su candidatura no despega y está estancada entre seis y ocho por ciento, muy lejos de pelear el pase a la segunda vuelta. Pero los problemas de García y su Alianza Popular, no se limitan solamente a las encuestas. A diferencia del pasado, el APRA ha perdido su posición de partido dominante en el Sólido Norte, su bastión histórico.

Cuadro 1

Vayamos por partes. Como muestra el cuadro de arriba, desde 1962, el APRA ha obtenido excelentes resultados en los tres departamentos que conforman el Sólido Norte histórico – La Libertad, Lambayeque y Cajamarca. En esta última región, los resultados no han acompañado al partido de la estrella desde los noventa, pero en La Libertad y Lambayeque, los resultados han seguido siendo notables (con excepción de la década perdida durante el fujimorismo). Con excepción de 1995 y 2000, el APRA ha sido siempre el partido más votado en los dos departamentos costeros. Igualmente importante, en la mayoría de elecciones el partido de la estrella ha obtenido ventajas importantes frente al partido que se ubicó en segundo lugar.

Cuadro 2

De las tres regiones que han conformado el Sólido Norte, sin duda la más importante ha sido La Libertad, cuna del fundador del partido, Víctor Raúl Haya de la Torre. El APRA ha ganado o ha pasado a la segunda vuelta en cuatro elecciones presidenciales – 1962, 1985, 2001 y 2006 – y en tres de ellas La Libertad ha sido instrumental. Como muestra el cuadro de arriba, si en 1962 Haya hubiera obtenido en La Libertad el porcentaje de votos que obtuvo en el resto del país, el candidato de Acción Popular, Fernando Belaúnde habría ganado la elección. De manera similar, si Alan García se hubiera hecho en 2001 y 2006 con el mismo porcentaje de votos en La Libertad que en el resto del país, Lourdes Flores – paradójicamente su aliada en 2016 – habría obtenido el pase a la segunda vuelta en ambas elecciones.

En resumen, el Sólido Norte y, en particular La Libertad, han sido determinantes para que el APRA pueda ser competitivo electoralmente. Sin embargo, en los últimos años el otrora bastión aprista se ha convertido en escenario de disputa de varios partidos.

El declive del Sólido Norte

Al APRA, los años no le han sentado bien. Como muestra el gráfico de abajo, el partido ha perdido posiciones en el tiempo, tanto a nivel nacional como en el norte. Si bien se recuperó tras la caída del fujimorismo, la imagen que se desprende es una de relativo declive. El hecho de que el APRA no haya sido el único partido tradicional afectado por el avance de los independientes y los outsiders no es más que consuelo de tontos.

APRA2

El deterioro electoral ha sido particularmente pronunciado desde que el APRA ganara la presidencia en 2006. En Lambayeque y La Libertad los resultados han sido decepcionantes, al punto de perder la alcaldía provincial de Trujillo en 2006, y la región La Libertad en 2014, ambos a manos de César Acuña. El candidato presidencial de Alianza para el Progreso (APP) es un rival directo de Alan García en la actual carrera presidencial, y le lleva una ventaja de alrededor de cinco puntos porcentuales.

Cuadro 3

Para el APRA, el problema del descenso electoral en el norte no es solamente la pérdida de votos propios, sino que esos votos han pasado a manos de la competencia directa. El caso de APP es el más obvio. Como muestra el Cuadro 3, APP se ha convertido en el principal rival del APRA en La Libertad y Lambayeque. APP gobierna Lambayeque desde 2010 y La Libertad desde 2014. El segundo partido con más presencia en ambas regiones es el fujimorismo (Fuerza Popular, FP), que obtuvo excelentes resultados en las elecciones generales de 2011 y en las provinciales y regionales de 2014 – en particular en Lambayeque.

Sin los votos mayoritarios de Lambayeque y, sobre todo, La Libertad, la elección se presenta cuesta arriba para la Alianza Popular. La pregunta es si podrá compensar la pérdida de votos en el norte con una mejora importante en otras regiones. ¿Traerá el PPC a la mesa los ansiados votos limeños?

Comentarios cerrados.