#Colombia. ¿Qué tan importante es el voto rural?

Con Stefan Bauchowitz

El voto rural es más importante de lo que parece. Primero, porque las pequeñas urbes (aquellas con menos de 20,000 habitantes) participan más en las elecciones que las grandes ciudades (aquellas con más de 900,000 habitantes).

En las últimas elecciones legislativas, las pequeñas urbes registraron una participación del 49%, mientras que las grandes ciudades registraron una participación de 39%. Si bien en las pequeñas urbes solo votaron 2,7 millones de personas, comparado con los 3,6 millones de personas que lo hicieron en las grandes ciudades, también es el caso que localidades con menos de 50,000 habitantes — donde la población sufragante efectiva supera los 5 millones — exhiben una participación electoral significativamente más alta, alcanzando un 48% en los comicios de marzo, por ejemplo.

El voto rural también es importante porque Santos sigue fuerte en aquellos municipios con menos de 20,000 habitantes — según la intención de voto recogida por la encuesta de Gallup. Cuatro de cada diez votantes en este segmento del electorado dice que marcará a Santos en el tarjetón. El apoyo por el presidente desciende gradualmente a medida que los municipios aumentan de población: al 37% en localidades con menos de 100,000 personas, a 33% en aquellas con menos de 900,000, y a cerca de 25% en las grandes ciudades. La intención de voto por el candidato del partido Verde, Enrique Peñalosa, muestra la tendencia inversa: a subir a medida que las poblaciones crecen en tamaño, si bien desde una base mucho más baja, cercana al 6% en los municipios más pequeños, hasta el 18% en las cinco ciudades capitales. Lo que sucede hoy con la intención de voto por Santos y Peñalosa según la población municipal se refleja también con las votaciones reales registradas en la elección de 2010 entre Santos y el también candidato del Partido Verde, Antanas Mockus.

1

Comentarios cerrados.