#Colombia. La carrera por la presidencia está abierta

A nueve días de los comicios en Colombia, dos sondeos de opinión pública mostraron cifras que dejan absolutamente abierta la competencia por el control de la Casa de Nariño y que hasta hace algunas semanas era liderada con tranquilidad por Juan Manuel Santos.

Según la encuesta del Centro Nacional de Consultoría (CNC) Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático) lidera la intención de voto con el 24%, mientras que el presidente Santos (Partido de La U) aparece en segundo lugar con el 22%. En tanto, la encuesta de la firma Infométrika indica que Santos alcanza el 31,3% de intención de voto manteniendo una ligera ventaja sobre Zuluaga, quien registra el 29,6%. Los márgenes de error en el muestreo son de 2,5% para CNC y de 5,1% para Infométrika.

La primera conclusión tras el análisis de dichas encuestas es que Colombia, a poco más de una semana de la elección, no tiene un ganador claro. Segundo, lo que sí corroborarían las cifras es que los pases para la segunda vuelta ya están definidos, pues Enrique Peñalosa, candidato del Partido Verde, ha sido relegado en las intenciones de voto a un distante tercer lugar, recogiendo solo entre el 10% y 13% de las intenciones de voto.

El factor inmediato a considerar y que explica la variación numérica de las encuestas son dos escándalos que estallaron a comienzos de la semana pasada en torno a las candidaturas de Santos y Zuluaga (ver Escándalos con efecto político) y la serie de acusaciones que han volado de una campaña a otra desde entonces.

Buena parte del alza en la intención de voto por Zuluaga antecede el escándalo, ya que una encuesta publicada por el CNC el 5 de mayo ya daba a Zuluaga 22% de la intención de voto (ver encuesta). En el caso del sondeo de Infométrika, la fecha de recolección de datos — 3 al 6 de mayo — no alcanzaría a considerar las reacciones de los electores frente a los escándalos, pues los acontecimientos más importantes ocurrieron en los días siguientes.

Solamente la encuesta del pasado lunes del CNC refleja las preferencias de voto tras las revelaciones que enlodan a estos dos candidatos y a sus campañas, siendo prematuro emitir juicios certeros sobre su impacto. Por tanto, la sorpresa no es el auge de Zuluaga sino la baja de Santos, quien en la serie de sondeos de CNC ha visto caer sus preferencias del 26% al 22% entre las encuestas publicadas el 29 de abril y el pasado lunes.

Lo que queda sin explicar — de mantenerse esta tendencia — es por qué los escándalos afectaron la campaña de Santos pero no la de Zuluaga.

El tiempo para revertir el efecto negativo sobre la intención de voto a favor del candidato oficialista se agota y al parecer, el resultado en las urnas será el mejor test para cuantificar el verdadero impacto sobre la continuidad de Juan Manuel Santos en el poder.

Comentarios cerrados.